St Michael's World Apostolate, SMWA

Extractos y profecías iluminadoras para el mundo tomados del mensaje de Jesús y María a través de la vidente Verónica de la Cruz

El cielo habla hoy | Inicio

 

La Resurrección
El Cielo Habla Hoy, No.
27
 

Conmoción y sobrecogimiento
Ahora veo cinco soldados. Ellos llevan puesto vestidos cortos, pero con partes de metal que salen de la cintura.  Y encima de sus cabezas tienen cascos de metal. Cascos de metal de color plateado cortados en forma de V sobre su frente.  Ellos están de pie al lado de la roca sosteniendo lanzas largas en sus manos.
         Ahora ellos están caminando hacia atrás, llenos de miedo. Ellos están atemorizados!  Ellos están caminando hacia atrás porque allí hay una gran luz; se filtra a través de las grietas.  Hay una gran luz, se esta filtrando a través de las grietas y la luz esta empujando la roca hacia adelante.  Ahora la roca se esta retirando; la luz está forzando la roca hacia el lado.  Los soldados–dos van corriendo hacia la colina.  Uno se esta cubriendo la cara con sus brazos.  El no puede mirar, la luz es muy brillante.
         Ahora están apareciendo a través de la luz dos figuras grandes.  Hermosas!  Muy grandes.  Bellísimas.  Oh son Ángeles.  No puedo ver sus rostros, pero su–Oh, ellos son tan grandes!  Ahora uno esta parado ahí.  El está elevando su mano.  El dice: “El ha resucitado!”
         Ahora dos soldados–uno se está levantando; el está corriendo. Y el otro está sentado ahí; el ha caído al piso por la impresión.  Oh!  Dentro de la cueva está muy iluminado, muy iluminado….
         Y saliendo de esta luz tan formidable–esta Jesús.  Oh!
Verónica, Abril 21 de 1973

 

Aleluya, Aleluya!
Verónica: Ahora El está saliendo y tiene sandalias en Sus pies; El tiene ahora puesta  una túnica blanca….  El esta caminando muy despacio hacia la colina.
         Y ahora Oh hay una señora; ella está acercándose hacia la cueva.  Y ella está mirando hacia adentro y ahora dice, “Oh” Y ella corre rápidamente y esta recogiendo las piezas de tela.  Y ella esta mirando alrededor de la cueva y ahora esta saliendo de ella.
         Ella sube corriendo a la colina.  Oh “A donde se lo han llevado?  Ellos nos lo han robado.”  Y ella ahora se esta acercando y ha caído de rodillas diciendo:
         Maria Magdalena dice: “Por favor, dónde está El?”
         Jesús: “No pongas tus manos en mis vestidos.  Todavía no he subido a mi Padre”
         Verónica: Ahora la señora esta mirando hacia arriba esta sonriendo, y Jesús coloca su mano sobre su cabeza y le dice:
         Jesús: “Maria ve y dile a todos lo que has visto”.
         Verónica: … ahora Maria ha caído de rodillas, está como rezando.  No, ahora se está levantando….  Ella esta corriendo hacia abajo de la colina y va hacia esas edificaciones....  Y ahora ella está entrando a una de ellas.
Abril 21 de 1973

 

La gran Luz
Verónica:  Ahora puedo ver todo el rostro de Nuestra Señora. Ella dijo:
         “Ahora me puedo quitar mi manto oscuro y puedo ponerme los colores de la Resurrección, porque son casi las doce”.
         Verónica:  Jesús está yendo hacia delante.  Oh, es tan brillante, tan bello!.  Oh El esta todo de blanco.  Oh El tiene una túnica blanca y hasta sus sandalias son blancas.  Oh, y la luz es tan brillante que baña toda el área....
         Ahora Jesús esta sonriendo, y El está levantando Sus dos manos.  Oh, yo puedo ver las marcas de las llagas de Sus manos.
Nuestra Señora, Abril 21 de 1973

 


Si Cristo no resucitó, vana es nuestra predicación, vana es también vuestra fe.”
San Pablo, 1 Cor. 15:14


 

El Todopoderoso
“Mi Hijo resucitó del sepulcro en cuerpo y alma, y ascendió al Reino de Dios.  Pero El es Dios y vosotros no debéis negar Su divinidad en su infinita grandeza.  Todos los que lo hacen están engañados por satanás y deben ser llamados falsos profetas”.
Nuestra Señora, Mayo 26 de 1979

 

1 Juan 2:22
“Todos los que niegan que mi Hijo es el Cristo resucitado, ellos son el Anticristo y están en contra de Mi Hijo y de su Iglesia en la tierra”.
Nuestra Señora, Septiembre 13 de 1974

 

Nota del Editor: Aunque los siguientes resúmenes pertenecen mas a la sepultura de Cristo, sin embargo las visiones de Verónica que se refieren a la Resurrección son informativas y son un material excelente para su reflexión.

Nuestra Señora de los Dolores
Yo veo … dos hombres.  Ellos están cargando una escalera.  Oh, y ahora Nuestra Señora está allí.  Hace mucho viento; su vestido está volando mucho, mucho con el viento.  Ahora está lloviendo....
         Ellos están colocando la escalera contra la cruz.  Oh!, ellos están cortando con un cuchillo las cuerdas que están en Su muñeca.  Y el hombre que esta debajo de la escalera–ahora está yendo hacia alla, él está cortando las cuerdas de Su tobillo.  Oh! Ellos–oh, ellos no pueden quitar la cruz del hueco….
         Ahora que están cortadas las cuerdas, El cae hacia delante, y sus dedos, sangrientos se desgarran de la madera.  Ahora ellos Lo están bajando.  El hombre que sostiene la escalera y ah… ah!.  Ellos están tratando de sacar el clavo de su pie¡  Ah... ah… ah… ah... ah...  Ahora ellos están golpeándolo.  Ellos sacaron el madero, el madero; ahora ellos lo están sacando del hueco.  Ahora se ha caído la cruz.  Oh!, ellos están sosteniendo a Jesús y la cruz se ha caído.  Ahora ellos la pueden levantar de abajo.  Los clavos están saliendo.  Ellos no están desgarrando sus pies.  Las manos tuvieron que ser arrancadas.  Ah!...
         Ahora Nuestra Señora esta sentada en el piso.  Ella tiene ahora a Jesús; la sangre está en su túnica, en toda la parte del frente.  Ella quiere quitarle la corona de su cabeza, pero ella no puede.  Está tan profunda!...  Sus manos están muy ensangrentadas.
Verónica, Abril 21 de 1973

 

Sepultura
“Este es el momento que fue y es de gran dolor para Mi corazón cuando vi que Mi Hijo, vuestro Dios, es entregado en manos de extraños para ser colocado en su tumba”.
         Verónica: ... Es un día muy oscuro, y yo puedo ver un lado de la colina.  Yoh! Allí puedo ver a cuatro hombres que están cargando ... una camilla.  Es como un pedazo de lienzo sostenido por dos palos largos de cada lado....  Ellos están llevando a Jesús hasta esa estructura como una cueva.  Puedo ver una tumba.... 
         Y ellos están colocando a Jesús abajo, su Cuerpo.  Ahora puedo ver, El tiene todavía la corona de espinas en Su cabeza y tiene comoun lienzo. Yo creo que es un sudario....
         Ahora los hombres están llegando, ahora estan poniendo Sus pies juntos....  Rompieron los pedasos de sábana y están uniendo Sus pies y están uniendo Sus cabezas y están uniendo Sus manos....
         Ahora ellos están tomando un lienzo y están envolviendo el cuerpo de Jesús como en forma de momia.  Esto es aterrador.  Pero la sangre no se ha secado porque está escurriendo a través del lienzo.  Y ahora puedo comprender las voces que dicen: “Tenemos que salir.  La hora se hace tarde.  No podemos violar las leyes”.
Nuestra Señora, Marzo 25 de 1978

 

Fort Knox
Adentro es muy tosco.  Parece como si se hubiera excavado apresuradamente.  Hay como un hueco en el lado de la colina.  Y ellos ruedan esa gran roca dentro del lugar.  Y tiene una apariencia de horror, es una apariencia siniestra....
         Yo puedo ver a cuatro personas de apariencia extrañacreo que son soldados, ellos parecen soldados....  Y uno parece como el comandante.  Y él se está moviendo hacia el lado.  Oh, ellos van a quedarse de guardia.  Oh, ellos están montando la guardia, “para que nadie retire el cuerpo de este hombre que dijo que el era el Hijo de Dios y el Rey de los Judíos.  Ja!  Ja!  Ja!”.  Oh!  Oh!
Verónica, Marzo 25 de 1978

 

El amanecer de Pascua
Verónica: Se está poniendo muy, muy oscuro.  Todo lo que veo a la entrada son unas figuras luminosas de ángeles que están parados allí.  Uno está frente a la roca.  El lleva una gran espada.  Es Miguel!
         Ahora, oh, veo que vienen figuras del cielo; ellos están vestidos con túnicas de color púrpura.  Ellos se están colocando en fila al frente de la cueva, la tumba.
         Uno de ellos está yendo hacia adelante del grupo.  El sostiene en su mano una ropa; es de color púrpura, casi negra.  Y ahora él se lo coloca sobre su cabeza.  Y el está sosteniendo algo que parece como un candelabro dorado; hay tres velas en él.  Y ahora él está cantando.  Suena como si él estuviera cantando, pero su voz suena como algo que yo nunca había oído antes. [Verónica imita el solemne lamento con una voz fuerte:]
         “Cubrid vuestra cabeza de luto, encended vuestras luces de oración.  Porque el tiempo no ha llegado para que la luz entre al mundo.  El Hijo del Hombre yace muerto en la tumba, como un Sacrificio sin mancha por los pecados del hombre”.
         Verónica: Allí hay un hombre con una capa larga y oscura.  El se está colocando algo que parece como una bufanda alrededor de su cuello.  Ahora él tiene sobre su cabezaes un sombrero redondo, se parece a un gorro del judio, pero es rojo.  Y él está leyendo un libro y sostiene arriba sus tres dedos, el pulgar y dos dedos, como asi.  Tiene apariencia de ser bastante viejo...
         El está mirando hacia abajo y dice:
         Isaías: “No le quebrarán ni un solo hueso de su cuerpo”.
Abril 21 de 1973

 

 

El Lourdes de América

Esta bella historia de gracia, paz y redención se hizo pública el 18 de junio de 1970, cuando la Madre de Dios visitó a Verónica Lueken en los terrenos de la antigua Iglesia de San Roberto Belarmino en Bayside, New York y más tarde en el sitio del Pabellón Vaticano (bendecido por el Papa Pablo VI) en el parque de Flushing Meadows, Queens, Nueva York. Al comienzo de 1968, Santa Teresita, la pequeña flor, preparó a Verónica para estas apariciones celestiales.

Durante 25 años, la Virgen María y su Divino Hijo se aparecieron en esos terrenos sagrados a esta madre de cinco hijos durante las vigilias del Rosario, hasta su muerte en 1995. Nuestra Señora pidió también una Hora Santa los Domingos ofrecida por el Papa y los sacerdotes.

Las Vigilias y las Horas Santas continúan hasta hoy en el Pabellón del Vaticano donde las curaciones y conversiones son abundantes y para numerosos peregrinos la fe y esperanza han sido restauradas. Los invitamos que se unan a nosotros; buscar por el estandarte grande de SMWA.

Para mas información, incluyendo un pétalo de rosa gratis bendecido por Jesús y María con el poder de curación y conversión, contacto:

Apostolado Mundial de San Miguel
(St. Michael’s World Apostolate)
P.O.Box 514
Bayside, NY 11361
www.smwa.org

 
El cielo habla hoy | Inicio